jueves, 6 de agosto de 2009

UNIDOS POR BOLIVIA

UNIDOS POR BOLIVIA
6 de agosto de 2009
"Exaltado es el Señor porque mora en las alturas, y llena a Bolivia de justicia y rectitud. Él será la seguridad de tus tiempos, te dará en abundancia salvación, sabiduría y conocimiento; el temor del Señor será tu tesoro." (Isaías 33: 5-6).

Somos una voz silenciosa que se mueve y agita los cimientos del Seol y emerge como un gran tsunami que arrasará todo lo que Dios no plantó en nuestra nación. Levántate en este clamor para que tus hijos cosechen el fruto de tu osada semilla. Pelea la batalla de la fe, echa mano de la vida eterna; toma las poderosas armas del Espíritu y arrebata la presa al enemigo, pues éste se ha levantado como huracán devastador destruyendo el plantío del Dios Todopoderoso y sembrando los diseños del infierno en nuestra nación. El enemigo no es de carne y hueso, es una entidad o entidades espirituales que están arremetiendo contra Bolivia mientras los confiados hijos de Dios duermen la siesta espiritual. Es hora de despertar. Usa lo que tienes disponible para la batalla, los medios que Dios te dio están a tu alcance. Usa el Internet para establecer los diseños de Dios en nuestra nación.

OREMOS POR BOLIVIA. Si lo haces una sola vez, mientras lees esto, está bien; pero si lo proclamas con fe día tras día creyendo que es la voluntad de Dios, te volverás en transformador/a de esta nación trayendo el Reino de Dios a Bolivia y disipando las tinieblas.

“Oh SEÑOR, ten piedad de nosotros; en ti hemos esperado. Sé nuestra fortaleza cada mañana, también nuestra salvación en tiempo de angustia.” (Isaías 33: 2)

Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre, venga tu reino, hágase tu voluntad en esta tierra como en el cielo. Que venga tu Reino a Bolivia, que los diseños que Tú has establecido para esta nación sean hechos. Levantamos en alto el pacto que tenemos contigo, pacto sellado con Tu preciosa sangre, único pacto válido en Tu Reino y declaramos Tu Señorío sobre esta nación. Que venga tu Reino sobre nosotros tus hijos para que el temor del Señor sea nuestro tesoro y practiquemos Tu justicia haciendo Tu voluntad. Líbranos de todo mal. Guardamos nuestros pensamientos centrados en Ti porque queremos presentarnos delante de Ti con manos limpias y corazón puro. Perdónanos como Iglesia porque no hemos manifestado tu luz y hemos pecado contra Ti, pero ahora Señor, nos humillamos delante de Ti y nos arrepentimos. Escudriña a Tu pueblo y saca a luz todo aquello que no es de Tu Reino, limpia a tu heredad y restáuranos por amor de Tu Nombre. Cúmplanse las palabras de Isaías 33: 5-6 y que Tu Reino se extienda por toda nuestra nación.

Que venga tu Reino sobre las autoridades de nuestra nación para que se establezca Tu justicia, Tu paz, para que Tu verdad prevalezca. Que salga a luz toda corrupción y los corruptos sean avergonzados. Que caiga toda red de narcotráfico en nuestro país, así mismo las redes de prostitución, pedofilia, pornografía; también incesto, asesinato, robo, fraude, idolatría, paganismo, hechicería, racismo, odio y toda clase de mentira y actos ilícitos.

Jesucristo, declaramos que Tú eres el único Señor, fuera de Ti no hay otro Dios y te entronamos en Bolivia. Al declarar Tu Señorío en nuestra nación, anulamos todo otro poder que haya sido levantado y glorificamos Tu Nombre que es sobre TODO nombre, ante el cual se doblará toda rodilla y toda lengua confesará que Jesucristo es el Señor. En Tu Nombre oramos al Padre, dándote gracias por tu amor y misericordia. Amén.

“Queridos hermanos, si el corazón no nos condena, tenemos confianza delante de Dios, y recibimos todo lo que le pedimos porque obedecemos sus mandamientos y hacemos lo que le agrada. Y éste es su mandamiento: que creamos en el nombre de su Hijo Jesucristo, y que nos amemos los unos a los otros, pues así lo ha dispuesto.” (1ª Juan 3: 21- 23)
“Y si sabemos que Dios oye todas nuestras oraciones, podemos estar seguros de que ya tenemos lo que le hemos pedido.” (1ª Juan 5: 15)