jueves, 16 de octubre de 2008

LECCIÓN DE LAS AVES



Revoloteando las aves, se alinean en su vuelo. Ha terminado el verano, los vientos están cambiando; se balancean las hojas antes de caer, llenando el suelo con una atmósfera café.

Estiran sus alas las aves peregrinas, volando sin vacilar, para llegar pronto a su nuevo hogar. El sol no ha salido, las nubes lo están ocultando. La lluvia se asoma danzarina. La tormenta no ha empezado todavía, pero las gotas de agua van cayendo, el viento está soplando, las nubes se están acurrucando. ¡Un huracán está viniendo!

Las aves no pueden parar. Detener su vuelo, sería morir; deben por lo tanto acelerar su ritmo, volando sin cesar.

Han superado la tempestad. Han cumplido su misión y nos dejan como lección, la perseverancia y el tesón.